Viajar por América del Norte

Please log in or register to like posts.
Noticias


Los atractivos turísticos de América del Norte son incontables, no en vano es uno de los continentes que cada año recibe más visitantes dispuestos a fascinarse con este vasto territorio que se extiende desde las frías tierras canadienses hasta el exótico México.

En Estados Unidos ciudades tan míticas como Nueva York, Washington DC o Los Ángeles son tan solo la guinda del pastel en este multicultural continente. Porque la riqueza cultural de esta tierra se extiende por ciudades tan imprescindibles como las canadienses Toronto y Montreal o las mejicanas Mérida y Guadalajara.

Solo en América del Norte podrás bañarte los cenotes de Cancún y subir el monte McKinley pasando por los espectaculares paisajes del Cañón del Colorado.

Pero para visitar todos estos tesoros, el avión se convertirá en un medio de transporte fundamental y algunos de los aeropuertos más importantes son los de Ottawa en Canadá; Benito Juárez y Cancún en México y el estadounidense John F. Kennedy.

Canadá:
Es de visita obligada Ottawa, la capital del país, donde se encuentra el Parlamento de Canadá, Confederation Square y el canal Rideau, así como la Galería Nacional de Canadá, uno de los museos más importantes del continente.
Otros destinos turísticos fundamentales en este país son Vancouver, Toronto, Montreal y Quebec en la que destaca su Ciudadela de carácter militar y el espectacular castillo de Frontenac.

Pero uno de los mayores atractivos turísticos de Canadá es su naturaleza salvaje, como las cataratas del Niágara que sirven de frontera natural con Estados Unidos. Los lagos del Parque Nacional de Banff o los glaciares del Parque Nacional Jaspes son verdaderas joyas naturales canadienses, que no hay que perderse en la visita al país americano.

Norteamérica es un continente dividido en sólo tres países: Canadá, Estados-Unidos y México. La elección del destino parece limitada pero estos estados gigantescos poseen una multitud de riquezas turísticas. Del norte al sur del continente, el clima cambia de forma considerable entre el Gran Norte de Canadá y el sol mexicano. Los puntos de interés que justifican un viaje a Norteamérica pueden ser muy variados, pasando de las interminables megalópolis, a las praderas a interminables, las montañas, los desiertos y las playas de arena blanca.

Esta diversidad de paisajes se puede encontrar tan sólo en suelo estadounidense. Para el turista extranjero que opte por esta destinación, comenzar un viaje por el continente americano puede parecer una excursión por su pantalla de televisión. Sobre todo en lo que se refiere a las ciudades americanas. Nueva York, Los Angeles, Miami, se han visto tantas veces estas metrópolis en la televisión que el mundo entero piensa conocer estos lugares sin haber ido jamás a visitarlos. Sin embargo, el ambiente que reina entre los rascacielos de Manhattan o en los tranvías de San Francisco no se puede descubrir a distancia. Lo mismo se puede decir de la inimitable “ciudad del pecado” Las Vegas, donde se encuentran los casinos y los cabarets. Y para los turistas que prefieran el francés al inglés, también existen ciudades desmesuradas a visitar como Montreal, ciudad principal de Quebec, está construida sobre el San-Lorenzo, río que fue clave para la colonización de Canadá cuando fue descubierto.

Lejos del asfalto y las bocinas, los Estados-Unidos no se quedan cortos en materia de naturaleza. Como prueba tenemos el desierto Valle de los Monumentos y el vertiginoso Gran Cañón al sur del país. Los viajes a Norteamérica también invitan a recorrer las Grandes Llanuras del continente que se extienden desde la Bahía de Hudson hasta Luisiana, siguiendo el Río Misisipi. Los lagos también tienen su importancia, tanto en las Montañas Rocosas como en la región de los Grandes Lagos, en la frontera americano-canadiense. Finalmente, en el Parque nacional Yellowstone, se puede ver agua bajo la forma de géisers en una zona marcada por una intensa actividad geotérmica.

En Canadá, las atracciones turísticas se parecen a las que existen en Estados Unidos. Además de Montreal, Toronto y Vancouver son las grandes megalópolis del país donde se concentra gran parte de la oferta cultural nacional. Las Grandes Llanuras también recorren el territorio canadiense, atravesando tres provincias de la ALSAMA: Alberta, Saskatchewan y Manitoba. Las Montañas Rocosas atraviesan también la frontera, cubriendo gran parte de la Columbia Británica, lo que agrada mucho a los excursionistas, los esquiadores y a los demás amantes de la montaña. Pero la gran mayoría del país descubierto por Jacques Cartier está invadido por un inmenso bosque de coníferas, que contiene numerosos fiordos que se pueden observar durante el veranillo.

En Norteamérica, tomar el sol e ir a la playa también pueden formar parte del programa de viaje, gracias a las playas del archipiélago americano de Hawái o de México. Los playeros del mundo que han oído hablar de la estación balnearia de Cancún aprecian particularmente la península de Yucatán. Sin olvidarse de Veracruz, situada un poco más al norte en el litoral oriental del país. Por otro lado, entre dos siestas bajo una palmera, los visitantes podrán impregnarse del rico pasado mexicano, dictado por las civilizaciones aztecas y mayas. Entre los vestigios de esas épocas, la pirámide Chichén Itzá atraerá, sin duda alguna, a muchos turistas.

Estados Unidos:
Cada uno de los 50 estados que integran este país supone un viaje único en sí mismo y sus ciudades las representativas así lo reflejan. Desde la cosmopolita Nueva York, hasta la espectacular Las Vegas, pasando por la belleza de la hawaiana Maui y la imponente Washington D.C, Estados Unidos es todo un crisol cultural.
Sobrevolar el Cañon del Colorado, perderse en el carnaval de Nueva Orleans y asistir a un partido de la NBA son actividades fundamentales para sumergirse en el auténtico espíritu estadounidense.

México:
Las paradisíacas playas de Cancún, Acapulco, Puerto Vallarta y playa del Carmen son algunos de los mayores atractivos del país azteca, junto al misterio y misticismo de las pirámides precolombinas de Teotihucan y a la rica y variada gastronomía del país. Las enchiladas, burritos, tacos, guacamoles y la cochinita pibil acompañarán al turista en un viaje lleno de sabor.

La entrada Viajar por América del Norte se publicó primero en Viajes Tour Trip.



ver la web

Reacciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *